Alquilar un alojamiento en Airbnb está sujeto a una serie de normas que se ponen en conocimiento del arrendatario en cuanto se conecta a la plataforma. Pero, por desgracia, cada vez más personas abusan de sus normas y no son conscientes de los riesgos innecesarios que corren.

¿Qué es un subarriendo ilegal en Airbnb?

Es importante entender qué se entiende exactamente por subarriendo ilegal en Airbnb. En términos sencillos, esto ocurre cuando alguien alquila una propiedad en Airbnb sin el permiso explícito del propietario o arrendador original. Esto puede ir en contra de las condiciones del contrato de alquiler o incluso de las leyes locales de zonificación y alquiler a corto plazo. Por eso, el alquiler de inmuebles a corto plazo sólo suele ser legal para los propietarios.

Riesgos para los inquilinos

1. Incumplimiento del contrato de arrendamiento

Si subarriendas sin permiso, te arriesgas a incumplir el contrato de alquiler. Los propietarios pueden desahuciarte legalmente si no cumples las condiciones de alquiler.

2. Responsabilidad jurídica

En caso de problemas con subarrendatarios o daños a la propiedad, el inquilino original suele ser considerado responsable. Esto puede acarrear importantes costes económicos y complicaciones legales.

3. Pérdida de la fianza

Si tu contrato de alquiler estipula que está prohibido subarrendar, podrías perder la fianza y enfrentarte a multas adicionales por incumplir el contrato.

Riesgos para los propietarios

1. Seguros y responsabilidad

Los subarrendatarios no autorizados no suelen estar cubiertos por el seguro de propiedad. En caso de daños o litigios, el propietario puede ser considerado responsable.

2. Multas y procedimientos judiciales

La infracción de las normativas locales de zonificación o de alquiler a corto plazo puede acarrear multas sustanciales y litigios, que suelen ser costosos y llevar mucho tiempo. Las multas pueden variar de unos cientos a varios miles de euros, dependiendo de la gravedad de la infracción y de la normativa local vigente. En general, estamos hablando de una multa de 50.000 euros por cada persona implicada. Esto incluye al propietario y al inquilino inicial de la vivienda.

3. Problemas vecinales

El subarriendo ilegal puede perturbar la paz y la tranquilidad de los vecinos, dando lugar a quejas y disputas con las autoridades locales o las asociaciones de condominios.

En resumen, el subarriendo ilegal en Airbnb conlleva riesgos importantes tanto para los inquilinos como para los propietarios. Sin embargo, si haces las cosas según las normas, es posible disfrutar de las ventajas de los alquileres a corto plazo de forma legal y responsable.

¿Quieres saber más sobre la normativa de Airbnb? Lee nuestro artículo sobre ¿Cómo crear normas internas para Airbnb?